action="https://s1526847851.t.eloqua.com/e/f2"

El Centro Registral Antiblanqueo (CRAB) de España recibe más de 14.000 alertas por actividades sospechosas en materia de blanqueo de capitales. Estas alertas provienen de actividades relacionadas con el registro de la propiedad, actividades mercantiles y de bienes muebles.

España sigue luchando contra el Blanqueo de Capitales y la Financiación del Terrorismo

Durante los primeros seis meses de 2020, el CRAB ha recibido más de 14.000 alertas por actividades sospechosas. A pesar de ello, la cifra es muy similar a la registrada en 2019 durante el mismo periodo, donde se detectaron 15.690 alertas. Ni siquiera la pandemia de la Covid-19 ha conseguido eliminar por completo este tipo de operativas. Sin embargo, desde el CRAB consideran que las cifras se mantienen al alza teniendo en cuenta que durante este primer semestre se produjo un parón económico, así como la paralización de transmisión de inmuebles.

De las de 14.420 alertas, 4.143 han sido comunicadas por los registradores de la propiedad. En este sentido, Andalucía se sitúa en lo alto de la tabla (1.204), seguida de Madrid (702) y Valencia (517). Al final de la clasificación se encuentran Navarra (3), Asturias (19) y País Vasco (31).

Las 10.287 alarmas restantes provienen de los registradores mercantiles y de bienes muebles. En este caso, Madrid encabeza la lista con 4.913 alarmas, en segunda posición encontramos Cataluña con 2.659 y cierra el podio Valencia con 608. Al otro extremo de la tabla se sitúa Castilla-La Mancha (41), Asturias (36) y Navarra (2).

Especialistas en blanqueo

Según recoge Expansión, el vicedecano del Colegio de Registradores de España y vocal del CRAB opina que los datos específicos de cada territorio no son del todo reales, ya que muchas sociedades tienen sede en las capitales de Madrid o Barcelona, pero el despacho físico real no se encuentra allí. Además, apunta que “las operaciones cada vez son más sofisticadas. Las personas que intentan blanquear capitales se han convertido en especialistas en tratar de ocultar sus operaciones detrás de amplios entramados empresariales nacionales e internacionales”.

El CRAB valora diferentes cuestiones para detectar operaciones irregulares como el uso de medios de pago opacos, los vínculos con paraísos fiscales, las alteraciones de valor o cambios en el valor, tanto en el Registro de la Propiedad como en una sociedad limitada, tras una ampliación de capital. Asimismo, también tienen en cuenta la intervención de entidades sin ánimo de lucro y fundaciones en operaciones patrimoniales o la ejecución de operaciones económicamente no justificadas.

¿Qué es el Centro Registral Antiblanqueo (CRAB)?

El Centro Registral Antiblanqueo (CRAB) es el órgano centralizado de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo del Colegio de Registradores de España. Su finalidad es la de disminuir la carga de trabajo del SEPBLAC (Unidad de Inteligencia Financiera), mediante el análisis integrado, y eximir de responsabilidades a los registradores que colaboran con las autoridades judiciales, policiales y administrativas, responsables de la prevención y represión del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo.

Cuando una alerta llega al CRAB, los especialistas recaban la información necesaria, interconectan datos y realizan un expediente que se transmite a la autoridad competente, es decir, el SEPBLAC (Unidad de Inteligencia Financiera).