+34 902 877 192info@conversia.es
Servicio de responsabilidad penal

Preguntas Frecuentes sobre Prevención de Riesgos Penales

Para saber más en materia de Prevención de Responsabilidad Penal

¿Qué es la “Responsabilidad penal empresarial”?

La reforma del Código Penal de 2010, por Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, posibilita que las empresas, cuando se hayan cometido delitos en su ámbito, puedan ser imputadas penalmente, en paralelo al causante del delito (persona física).

Esta responsabilidad es penal, directa y no evitable vía ninguna póliza de seguro.

La empresa, sea cual sea su tamaño y entidad social, responde de los delitos cometidos por sus empleados (además de responder ellos por sí mismos).

El Código Penal es la ley que regula las conductas prohibidas en Derecho: delitos (las más graves) y faltas (las menos graves).

A los delitos y faltas se les impone un castigo, “sanción penal” o pena (multa, prohibición de realizar actividades, privación de libertad, etc.).

Con la reforma del Código Penal, se introducen también nuevas penas para las sociedades (cierre de negocio o del local, multas, prohibición de obtener subvenciones, etc.), así como nuevas “atenuantes” (reparación del daño causado, colaboración con la justicia, sistemas de prevención de delitos futuros, etc.).

¿Qué tipo de delitos se contemplan como propios de este ámbito?

Las personas jurídicas no pueden cometer todos los delitos, únicamente los que enumera el Código Penal. En lo que aquí nos interesa los más relevantes son:

  1. Delitos de los empleados en los que puede haber imputación penal de los directivos y administradores y la empresa tiene responsabilidad civil subsidiaria:
    • Sustracción de bienes o dinero de los clientes o proveedores.
    • Entrega o aceptación de dinero o regalos a título personal para favorecer a terceros en detrimento de la libre competencia.
    • Acoso sexual.
    • Discriminación laboral.
    • Acceso a los correos de los empleados o a sus archivos personales.
    • Mobbing.
  2. Delitos por los que una empresa puede ser imputada penalmente:
    • Delito de blanqueo de capitales.
    • Delito contable.
    • Delito medio-ambiental.
    • Delito contra las propiedades intelectual e industrial.
    • Descubrimiento y revelación de secretos.
    • Estafa.
    • Vulneración del secreto profesional.

¿Qué consecuencias para la empresa puede tener la imputación de uno de estos delitos?

Las imputaciones pueden tener consecuencias que van desde las sanciones económicas o la inhabilitación, hasta el cierre de la empresa.

¿Qué penas pueden imponerse a la empresa?

Las que se pueden imponer a las personas jurídicas son:

  • Multa por cuotas o proporcional.
  • Disolución de la persona jurídica.
  • Suspensión de sus actividades hasta cinco años.
  • Clausura de sus locales y establecimientos hasta cinco años.
  • Prohibición temporal (hasta quince años) o definitiva de realizar en el futuro las actividades que tengan relación con el delito.
  • Inhabilitación para obtener subvenciones y ayudas públicas, para contratar con el sector público y para gozar de beneficios e incentivos fiscales o de la Seguridad Social, hasta quince años.
  • Intervención judicial para salvaguardar los derechos de los trabajadores o de los acreedores hasta cinco años.

¿Cómo puede una empresa estar cubierta en materia de responsabilidad penal?

Sólo hay una forma de evitar o atenuar la pena en la comisión del delito: demostrando que la empresa ha sido diligente, adoptando las medidas necesarias mediante la implantación del Protocolo de Prevención de Delitos, y probando que el delito se ha cometido “a pesar” de su diligencia.