+34 902 877 192info@conversia.es
Servicio de prevención de riesgos laborales

Preguntas Frecuentes sobre Prevención de Riesgos Laborales

Lo que más te interesa en materia de prevención de riesgos laborales

¿Qué es la “Prevención de riesgos laborales”?

La prevención de riesgos laborales consiste en aplicar un conjunto de medidas en todas las fases de actividad de la empresa con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo.

¿Qué responsabilidad tiene el empresario en materia PRL?

El empresario deberá garantizar la seguridad y salud de los trabajadores, es por ello que deberá realizar la prevención de riesgos laborales mediante la integración de la actividad preventiva de la empresa y adoptar las medidas que sean necesarias para la protección de la seguridad y la salud de los trabajadores. El primer paso para llevar a cabo la prevención es la elección de la modalidad preventiva.

¿Qué tipologías de modalidad preventiva establece el Reglamento de Servicios de Prevención?

El artículo 10 – del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los servicios de prevención – nos indica las modalidades que una empresa puede desarrollar las actividades preventivas, las cuales son las siguientes:

  • Asumiendo el empresario personalmente tal actividad.
  • Designando a uno o varios trabajadores para llevarla a cabo.
  • Constituyendo un servicio de prevención propio.
  • Recurriendo a un servicio de prevención ajeno.

La modalidad más utilizada suele ser la contratación de un servicio de prevención ajeno, pero lo cierto es que el empresario puede hacer uso de los recursos propios de la entidad, siempre y cuando, se disponga de la formación y los medios necesarios para el correcto desarrollo de la actividad preventiva, sin necesidad de externalizar el servicio, precisando únicamente del asesoramiento conveniente.

¿Qué requisitos debe cumplir una empresa para poder adoptar la modalidad de “Asunción del Servicio de Prevención por parte del empresario”?

El artículo 11 del mencionado RDPRL, que fue modificado por Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, nos indica que para que el empresario pueda desarrollar personalmente las actividades preventivas se deben de cumplir los siguientes requisitos:

  • Que se trate de una empresa de hasta 25 trabajadores en un único centro de trabajo.
  • Que se trate de una empresa de hasta 10 trabajadores en más de un centro de trabajo.
  • Que las actividades desarrolladas en la empresa no estén incluidas en el anexo I.( (obras de construcción, excavación, trabajos con exposición a radiaciones ionizantes, trabajos con exposición a agentes tóxicos, etc.)
  • Que desarrolle de forma habitual su actividad profesional en el centro de trabajo.
  • Que tenga la capacidad correspondiente a las funciones preventivas que va a desarrollar (es obligatorio que la persona que asume la prevención acredite la formación de nivel básico en materia de PRL).

Cabe destacar que, tal como estable el artículo 11.2 del RDPRL, la vigilancia de la salud, así como aquellas actividades preventivas que no pueda asumir el empresario, como puede ser la formación e información al empleado, se deberán cubrir con uno del resto de las modalidades.

¿Qué medidas debe implantar el empresario en materia PRL?

El artículo 15 de la LPRL establece los principios de la acción preventiva y especifica que “El empresario aplicará las medidas que integran el deber general de prevención previsto en el artículo anterior, con arreglo a los siguientes principios generales:

  1. Evitar los riesgos.
  2. Evaluar los riesgos que no se puedan evitar.
  3. Combatir los riesgos en su origen.
  4. Adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta a la concepción de los puestos de trabajo, así como a la elección de los equipos y los métodos de trabajo y de producción, con miras, en particular, a atenuar el trabajo monótono y repetitivo y a reducir los efectos del mismo en la salud.
  5. Tener en cuenta la evolución de la técnica.
  6. Sustituir lo peligroso por lo que entrañe poco o ningún peligro.
  7. Planificar la prevención, buscando un conjunto coherente que integre en ella la técnica, la organización del trabajo, las condiciones de trabajo, las relaciones sociales y la influencia de los factores ambientales en el trabajo.
  8. Adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual.
  9. Dar las debidas instrucciones a los trabajadores.”

La principal obligación del empresario es la implantación eficaz de la actividad de prevención de riesgos laborales en la empresa. Así como realizar una acción permanente de seguimiento de la acción preventiva.

¿Qué significa que la obligación del empresario es “de medios” no “de resultados”?

Como señala la doctrina (Sala Franco) la obligación empresarial “es una obligación de medios y no de resultado, por lo que el empresario cumplirá con su obligación genérica cumpliendo todas las obligaciones específicas en que aquélla se concreta, poniendo todos los medios necesarios para que no se produzcan daños, aunque éstos finalmente se produzcan y, en sentido contrario, incumplirá su obligación genérica incumpliendo alguna de las obligaciones específicas, aunque no se produzca un resultado dañoso”.

¿Cuáles son las obligaciones concretas para el empresario?

Información, consulta y participación
El empresario adoptará las medidas adecuadas para que los trabajadores reciban todas las informaciones necesarias, para ello, contará con su participación, en relación con: Los riesgos para la seguridad y la salud en el trabajo, tanto aquellos que afecten a la empresa en su conjunto como a cada tipo de puesto de trabajo o función, las medidas y actividades de protección y prevención aplicables a los riesgos señalados en el apartado anterior y las medidas de emergencia adoptadas.

Formación
El empresario garantizará que cada trabajador recibe una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia preventiva, en el momento de su contratación y cuando se produzcan cambios en sus funciones o en las tecnologías o equipos de trabajo que utilice.

Adopción de medidas de emergencia
El empresario deberá analizar las posibles situaciones de emergencia y adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores, designando a personal encargado de poner en práctica las medidas y revisar su correcto funcionamiento.

Información de un riesgo grave e inminente
En caso de riesgo grave e inminente, el empresario deberá informar lo antes posible a los trabajadores afectados y adoptar las medidas y dar las instrucciones necesarias.
El trabajador podrá interrumpir su actividad y abandonar el lugar de trabajo.

Protección de trabajadores especialmente sensibles
El empresario garantizará de manera específica la protección de los empleados que, por sus propias características personales o estado biológico conocido, puedan ponerse en peligro. Por ejemplo: Trabajadores menores de edad o empleadas embarazadas.

Vigilancia de la salud

  • El empresario garantizará a los trabajadores el servicio de vigilancia periódica de salud en función de los riesgos inherentes al trabajo.
  • El trabajador debe prestar su consentimiento para someterse a un control sanitario de este tipo. Se respectará siempre su derecho a la intimidad y dignidad personal.
  • Sólo el personal médico tendrá acceso a la información de salud. El empresario conocerá la aptitud del empleado para desarrollar su trabajo.

¿A qué sanciones se expone un empresario que no cumpla con la LPRL?

El artículo 39 de Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, estable los siguientes criterios, para imponer los grados de mínimo, medio y máximo, en materia de prevención de riesgos laborales:

  • Infracciones leves:
    Grado Mínimo: 40€ a 405€
    Grado Medio: 406€ a 815€
    Grado Máximo: 816€ a 2.045€
  • Infracciones graves:
    Grado Mínimo: 2.046€ a 8.195€
    Grado Medio: 8.196€ a 20.490€
    Grado Máximo: 20.491€ a 40.985€
  • Infracciones muy graves:
    Grado Mínimo: 40.986€ a 163.955€
    Grado Medio: 163.956€ a 409.890€
    Grado Máximo: 409.891€ a 819.780€

¿Cuáles son los derechos de los empleados en materia PRL?

La LPRL establece en su artículo 14 el derecho del trabajador a una protección eficaz, en materia de seguridad y salud en el trabajo. Forman parte de una protección eficaz los siguientes derechos:

  • De información.
  • De consulta y participación.
  • De formación en materia preventiva.
  • A la paralización de la actividad en caso de riesgo grave e inminente.
  • A la vigilancia de la salud.

¿Cuáles son las obligaciones de los empleados en materia PRL?

Según lo establecido en el artículo 29 de la LPRL, los trabajadores deben velar para el cumplimiento de las medidas de prevención que se han establecido y con arreglo a su formación y siguiendo las instrucciones del empresario se estable las siguientes obligaciones:

  • Usar adecuadamente, de acuerdo con su naturaleza y los riesgos previsibles, las máquinas, aparatos, herramientas, sustancias peligrosas, equipos de transporte y, en general, cualesquiera otros medios con los que desarrollen su actividad.
  • Utilizar correctamente los medios y equipos de protección facilitados por el empresario, de acuerdo con las instrucciones recibidas por el mismo.
  • No poner fuera de funcionamiento y utilizar correctamente los dispositivos de seguridad existentes o que se instalen en los medios relacionados con su actividad o en los lugares de trabajo en los que ésta tenga lugar.
  • Informar de inmediato a su superior jerárquico directo, y a los trabajadores designados para realizar actividades de protección y de prevención o, en su caso, al servicio de prevención, acerca de cualquier situación que, a su juicio, entrañe, por motivos razonables, un riesgo para la seguridad y la salud de los trabajadores.
  • Contribuir al cumplimiento de las obligaciones, establecidas por la autoridad competente, con el fin de proteger la seguridad y la salud de los trabajadores en el trabajo.
  • Cooperar con el empresario para que éste pueda garantizar unas condiciones de trabajo que sean seguras y no entrañen riesgos para la seguridad y la salud de los trabajadores.

¿Qué consecuencias puede tener un empleado que no cumpla con sus obligaciones en materia PRL?

El artículo 58.1 de los Estatutos de los Trabajadores establece que: Los trabajadores podrán ser sancionados por la dirección de las empresas en virtud de incumplimientos laborales, de acuerdo con la graduación de faltas y sanciones que se establezcan en las disposiciones legales o en el convenio colectivo que le sea aplicable”.